Alopecia difusa

Alopecia difusa es una condición caracterizada por una disminución en la densidad del cabello en toda la superficie del cuero cabelludo. Puede afectar el crecimiento del cabello en todo el cuerpo, pero por lo general se restringe al cuero cabelludo. La alopecia difusa se debe esencialmente a una alteración de la evolución normal del ciclo de vida del cabello, generalmente bajo la influencia de algún agente nocivo. Esto hace que los vellos ” inmaduros ” pasen repentinamente a la fase de desprendimiento; durante este período, se observa un adelgazamiento general del cuero cabelludo, sin áreas específicas de pérdida de cabello. Por lo general, después de un período de 3-4 meses o cuando el efecto del agente dañino deja de existir, el fenómeno desaparece y se restaura el adelgazamiento. La alopecia difusa puede afectar a las mujeres más que a los hombres.

Clasificación

La alopecia difusa es una manifestación que, según la imagen del tricograma, puede deberse a:

  • Efluvio telógeno, en cuyo caso los cabellos entran prematuramente y de forma abrupta en la fase telógena (la última etapa de su vida), mientras que normalmente deberían permanecer en la fase anágena durante aproximadamente tres meses, hasta que se desarrollen los nuevos cabellos y luego se caigan.
  • Alopecia anágena o distrófica, en la que se produce un intenso desprendimiento de cabello (hasta 90%) debido al efecto de un agente químico o tóxico (por ejemplo, quimioterapia) o radiación; el cabello volverá a crecer cuando se interrumpa la exposición al agente.
  • Alopecia mixta.

Además, dependiendo del tiempo durante el cual se pierde el cabello, se puede clasificar en:

  • Agudo, con pérdida repentina de cabello,
  • Subaguda, en la que el cabello se pierde durante varios meses
  • Alopecia difusa crónica, en la que se repite la fase de adelgazamiento y en general dura más de seis meses.

Causas

La alopecia difusa se produce como resultado de una interrupción del ciclo de vida normal del cabello. A menudo es difícil de diagnosticar, porque el aclaramiento se observa varios (generalmente 3-4) meses después del efecto de la posible causa, que en la mayoría de los casos ya no está presente en el paciente en ese momento.

La pérdida difusa del cabello puede deberse a una gran cantidad de factores que causan estrés físico o psicológico, o enfermedades sistémicas o agentes externos (generalmente farmacéuticos).

Más específicamente, los siguientes han sido reportados como causas de alopecia difusa:

  • Estrés físico, por ejemplo, después de una cirugía mayor, infección grave, fiebre alta, hemorragia aguda. Además, muchas mujeres experimentan alopecia difusa después del parto o incluso hasta tres meses después, debido a los cambios abruptos en los niveles hormonales.
  • Estrés emocional intenso, que causa principalmente alopecia difusa aguda.
  • Enfermedades crónicas como anemia, lupus eritematoso sistémico, amiloidosis, insuficiencia hepática, insuficiencia renal crónica, enfermedad inflamatoria del intestino, síndrome linfoproliferativo, dermatomiositis y otras infecciones crónicas como el VIH y la sífilis secundaria. Además, se ha informado que las enfermedades dermatológicas como la psoriasis, la dermatitis seborreica y la dermatitis de contacto alérgica causan alopecia telogénica difusa.
  • Trastornos endocrinos. Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden causar alopecia telogénica difusa, que retrocede cuando la persona regresa a un estado eutiroideo, pero también diabetes. La pérdida de cabello también puede ocurrir durante la menopausia, debido a cambios hormonales.
  • Los hábitos alimenticios. La ingesta inadecuada de proteínas, hierro, zinc, ácidos grasos esenciales y otros nutrientes, principalmente debido a dietas exhaustivas o trastornos de la alimentación (por ejemplo, anorexia) se encuentran entre las causas más comunes, especialmente en las mujeres. Los síndromes de malabsorción y las enfermedades pancreáticas también pueden llevar a una alopecia difusa. Igualmente peligrosas son las deficiencias de vitamina D y biotina.
  • Medicamentos como anticonceptivos orales, andrógenos, retinoides para el tratamiento del acné, medicamentos antitiroideos, algunos antidepresivos, anticoagulantes, vitamina A, algunas categorías de medicamentos para el corazón y algunos AINE. Además, los medicamentos utilizados en la quimioterapia para varios cánceres, que son citotóxicos, actúan sobre los pelos en la fase anágena causando alopecia anágena difusa.
  • Radiación, que causa pérdida de cabello principalmente en las regiones afectadas. La radioterapia, cuando se realiza a bajas frecuencias, tiene efectos reversibles sobre la caída del cabello, con solo un pequeño cambio en la calidad del cabello.